Casa del Arco

Villanueva de los Infantes

Casa del Arco o Casa del Indiano

La Casa del Arco, también conocida como Casa del Indiano, cuenta con una de las fachadas de mayor belleza arquitectónica de la ciudad. Destaca por su magnífico pórtico, que recuerda a la misma portada de la iglesia.

Se trata de una casa señorial construida en el siglo XVII con una imponente fachada de estilo neoclásico, con un arco motivo de que le da su nombre, en el interior cuenta con un imponente patio con columnas jónicas con zapatas de madera y filigranas debajo de los balcones con motivos vegetales, como de hojas de parra y flores, excepto la principal que cuenta con una cabeza de león. En el patio encontramos un pozo que se encuentra en funcionamiento en la actualidad, en el cual podemos observar una inscripción de fecha 27 de enero de 1846. No sabemos si esta en referencia a uno de los acontecimientos más notables del siglo XIX en México: la convocatoria para elegir un congreso extraordinario a través de un método electoral completamente nuevo. En el cual el congreso sería parte de un plan político más ambicioso. En efecto, durante 1845 se gestó a ambos lados del Atlántico una conspiración que pretendía convertir a México en una monarquía representativa y poner en su trono a un miembro de la casa real de España.

La casa señorial perteneció a Juan Ortega Montañés, (Siles, Jaén, 1627 - Ciudad de México, Virreinato de la Nueva España, 1708), arzobispo y virrey de Méjico y pariente de Santo Tomás de Villanueva, santo de la localidad. Cuenta con una de las fachadas más representativas de la población. A principios del siglo XX era propiedad de la familia Perez Canuto pertenecientes a la Orden de Santiago, motivo por el cual la puerta se encuentra adornada con conchas de Santiago

Durante la II República fue sede de la Unión Republicana y sufrió deterioros durante la Guerra Civil Española y al finalizar la misma fue adquirida por un particular.

Es Monumento Histórico Artístico.

Al fondo de un eje perspectivo que arranca de la calle General Pérez Ballesteros aparece la fachada de esta casa. El diseño queda enmarcado por un arco de medio punto con ménsula en la clave de gran profundidad, entre un orden colosal de pilastras toscanas sobre plinto con entablamento y cubierta de tejas.

La portada en sí tiene dos cuerpos. El inferior adintelado entre dobles medias columnas dóricas, con entablamento con triglifos y metopas, mostrando en la clave un motivo vegetal de gran carnosidad. El superior adintelado entre pilastras toscanas cajeadas, con puntas de diamantes en el friso, heráldica en la clave y sobre ella una escultura, a ambos lados escudos. Se corona con frontón semicircular partido.

El interior se estructura con un patio mediante columnas jónicas y zapatas de perfil partido. En el brocal del pozo se lee la fecha de 27 de Enero de 1846, y en el lado opuesto la de 9 de Marzo de 1802. El piso superior tiene decoración historicista que debe pertenecer a la fecha del brocal aproximadamente. Algunas de las zapatas del patio son de proa de barco debiendo pertenecer a otra edificación existente en este lugar.

La portada del zaguán tiene un interesante diseño de pilastras que siguen el sexto orden de Scamozzi; sobre ellas un arco rebajado con putti que sostienen elementos vegetales partiendo de la clave.

Para ampliar las imágenes, "pinchar" sobre ella y si se quiere ver el siguiente o el anterior, no es necesario volver de nuevo a esta página, con pulsar en los botones atrás ó delante, automáticamente se visualizarán. Para salir y volver a la página inicial, pulsar la tecla "ESC"

CMM Castilla-La Mancha Media - 5 Diciembre 2013

Contacto

De interés...

Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha Diputación de Ciudad Real Turismo Castilla-La Mancha Servicio de Salud de Castilla-La Mancha Universidad de Castilla-La Mancha Gobierno de España

Qué ofrecemos?

Información, actualidad, eventos y curiosidades del Campo de Montiel.

© Copyright 2022 manchaDigital · El Campo de Montiel y sus pueblos · Todos los derechos reservados  |  Publicidad y patrocinadores