Ermita de San Pedro de Verona

Ossa de Montiel

Zona de peregrinación y culto

Ermita de San Pedro de Verona (Ossa de Montiel)

Está situada junto a la carretera de S. Pedro, en el paraje denominado con el mismo nombre, es zona de peregrinación y culto desde muy antiguo.

En su interior se encuentra la imagen de San Pedro de Verona, al que se le hacen dos romerías: una el Domingo de Resurrección, en la que es traído al pueblo, y otra el 29 de abril, en la que es llevado de nuevo a la ermita.

Lo tradicional es ir andando en compañía del Santo los ocho kilómetros que separan la ermita de la iglesia, aunque se convierten en algo más ya que se va por unos caminos y se pasa por la famosa Cueva de Montesinos. Es transportado por los quintos de ese año, y en el transcurso del camino se van cantando canciones tradicionales en honor al Santo con palmas, alegría y buen ambiente. Una de las coplas dice así: "San Pedro bendito, lucero brillante, envíanos agua que el pan no nos falte" "San Pedro bendito, si a tu puerta llaman, son los de la Ossa que te piden agua".

Luminarias (20 de abril al 28 de abril) Durante las noches en las que permanece el santo en el pueblo, manda la tradición hacer nueve luminarias ( hogueras ) en honor a San Pedro, y según cuentan los mayores, lo hacían para que las viñas no se helasen. Actualmente los jóvenes de la localidad se dedican a recoger los sarmientos de las viñas y traerlos hasta los barrios donde se encienden las luminarias mientras, que los más pequeños se encargan de montar las guardias para que otros niños no se los roben, viendo en ellos cierto interés y entusiasmo. Alrededor de las 22 h. se enciende la primera luminaria y todos los vecinos salen a calentarse y a comer patatas asadas, beber zurra y chocolate, bailar y cantar. También se desarrollan diversos juegos populares, en los que suelen participar todos. Para la última de las luminarias, las autoridades del pueblo junto con la banda de música, van visitando luminaria por luminaria y tocando en honor al Santo.

El día 29 de Abril es la fecha en que se devuelve la imagen a la ermita. Se celebra también la romería en el paraje de San Pedro pero en esta ocasión el traslado del Santo desde la iglesia hasta la ermita lo hace la gente del pueblo acompañándolo con cantos y con la banda de música. Se va parando en unos "descansos" de piedra donde se van cambiando los que portan al Santo Una vez en el paraje, es costumbre hacer una gran comida con los amigos y familiares.

Mapa Ermita de San Pedro de Verona

Para ver en Google Maps, "pinchar" en la imagen

Edificada sobre los restos de una antigua ermita visigoda, la ermita de San Pedro de Verona es muy importante en el entorno de las Lagunas de Ruidera, visiblemente se ve que esta totalmente restaurada, ladrillo y algunas piedras decorativas adornan su fachada blanca nuclear, la antigua ermita fue quemada y destruida casi en su totalidad durante la guerra civil. La ermita sue asaltada y destruida en septiembre de 1936 por “milicianos desconocidos de Tomelloso”, los cuales profanaron y quemaron la imagen del santo, tan solo los cimientos se salvaron y el mal estado del edificio y la amenaza que representaba, provocó que en 1943 fuera demolido, construyéndose en su lugar una nueva ermita, que es la que existe en la actualidad. 

Se alude a esta ermita en la segunda parte de Don Quijote de la Mancha, en el capítulo XXIV:​

—No lejos de aquí –respondió el primo– está una ermita, donde hace su habitación un ermitaño, que dicen ha sido soldado, y está en opinión de ser un buen cristiano, y muy discreto y caritativo además. Junto con la ermita tiene una pequeña casa, que él ha labrado a su costa; pero, con todo, aunque chica, es capaz de recibir huéspedes.
(...)
Hízose así, subieron a caballo, y siguieron todos tres el derecho camino de la venta, a la cual llegaron un poco antes de anochecer. Dijo el primo a don Quijote que llegasen a ella a beber un trago. Apenas oyó esto Sancho Panza, cuando encaminó el rucio a la ermita, y lo mismo hicieron don Quijote y el primo; pero la mala suerte de Sancho parece que ordenó que el ermitaño no estuviese en casa; que así se lo dijo una sotaermitaño que en la ermita hallaron. Pidiéronle de lo caro; respondió que su señor no lo tenía, pero que si querían agua barata, que se la daría de muy buena gana.
—Si yo la tuviera de agua –respondió Sancho–, pozos hay en el camino, donde la hubiera satisfecho. ¡Ah bodas de Camacho y abundancia de la casa de don Diego, y cuántas veces os tengo de echar menos!

San Pedro de Verona

Pedro nació en Verona, de una familia de cátaros, quizá relacionados con el gibelinismo veronés.

Estudió en una escuela católica en Lombardía, por entonces uno de los centros de la herejía, lo que marcó su educación. Tras estudiar en la universidad de Bolonia, ingresó en la Orden de predicadores (dominicos) de la mano de su fundador, santo Domingo de Guzmán, en 1221.

Inició una actividad apostólica intensa: predicó en el norte de Italia (Milán y Venecia) entre 1232 y 1234. Fue prior en Asti y Piacenza. En Milán fundó el monasterio dominico de San Pedro del Camposanto.

Luchando contra las creencias cátaras, se consagró a la formación cristiana de laicos, a la difusión del culto a la Virgen y a la creación de instituciones para la defensa de la ortodoxia católica.

En Florencia trabó nuevas amistades con los después también canonizados Alexis de Falconieri y los otros seis fundadores de la Orden de Siervos de María, los llamados servitas, siendo su consejero.

En 1251 gracias a sus numerosas virtudes, a ser un gran orador y predicador, a su gran conocimiento de la Biblia y a su severidad en su forma de vida, el papa Inocencio IV lo nombró Inquisidor de Lombardía y prior en Como. Desde que sus superiores lo nombraron en su cargo, evangelizó por toda Italia, predicando en Roma, Florencia, Bolonia, Génova y Como. La gente acudía a verlo y lo seguía, siendo las conversiones numerosas. Habitualmente arremetía contra los católicos de palabra y no de actos.

Murió asesinado el 6 de abril de 1252, el sábado de Pascua, al atravesar el bosque de Barlassina, en las proximidades de Séveso, cuando volvía de Como a Milán. Tenía 47 años. Su asesino, un tal Pietro da Balsamo, llamado también Carino, le dio un golpe de podadera en la nuca y una puñalada en el pecho. El crimen habría sido urdido por el obispo hereje Daniele da Giussano y algunos señores milaneses, entre ellos Stefano Confalonieri. El asesino entró posteriormente en la orden de los dominicos por los remordimientos que le produjo este acto.

San Pedro de Verona

Para ampliar la imagen, "pinchar" sobre ella y si se quiere ver el siguiente o el anterior, no es necesario volver de nuevo a esta página, con pulsar en los botones atrás ó delante, automáticamente se visualizarán. Para salir y volver a la página inicial, pulsar la tecla "ESC"

Ermita de San Pedro de Verona, Ossa de Montiel

Contacto

De interés...

Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha Diputación de Ciudad Real Turismo Castilla-La Mancha Servicio de Salud de Castilla-La Mancha Universidad de Castilla-La Mancha Gobierno de España

Qué ofrecemos?

Información, actualidad, eventos y curiosidades del Campo de Montiel.

© Copyright 2022 manchaDigital · El Campo de Montiel y sus pueblos · Todos los derechos reservados  |  Publicidad y patrocinadores