Jorge Manrique

Poeta y soldado

Biografía

Se cree que Jorge Manrique nació en Paredes de Nava, en la actual provincia de Palencia, aunque también es probable que naciese en Segura de la Sierra, en la actual provincia de Jaén, que por entonces era cabeza de la encomienda que administraba el maestre Rodrigo Manrique, su padre. No se ha conservado ningún documento específico que certifique su nacimiento en alguna de las dos localidades. ​En la localidad jienense esto se explica porque durante la invasión francesa los archivos históricos así como la propia villa fueron incendiados y reducidos a cenizas.​ Es posible que se haya confundido 1440, año en que Rodrigo Manrique adquirió el señorío de Paredes de Nava, con el año de nacimiento de Jorge Manrique y, por eso, se haya otorgado mayor veracidad a la hipótesis palentina.

Suele afirmarse que nació entre la segunda mitad de 1439 y la primera de 1440. Pero lo único cierto es que no nació antes de 1432, cuando quedó concertado el matrimonio de sus padres, ni después de 1444, cuando Rodrigo Manrique, muerta doña Mencía de Figueroa, madre de Jorge Manrique y natural de Beas, hubo de solicitar dispensa apostólica para casarse de nuevo por su condición de caballero de la Orden de Santiago.

En la Corona de Castilla Jorge era un nombre poco frecuente y ninguno de sus antepasados se había llamado así. Por eso es curiosa la elección de este nombre, posiblemente vinculada a la estrecha relación de Rodrigo Manrique con los Infantes de Aragón, reino cuyo patrón es San Jorge.

Como el resto de su familia, fue partidario de combatir a los árabes y también participó en las intrigas y luchas en torno a la subida al trono de los Reyes Católicos. Su padre, Rodrigo Manrique, Conde de Paredes de Nava, que era maestre de la Orden de Santiago fue uno de los hombres más poderosos de su época. Su madre murió cuando Manrique era un niño. Su tío, Gómez Manrique, era también poeta y autor dramático.

Participó, con 24 años, en el asedio al castillo de Montizón (Villamanrique, Ciudad Real), lo que le reportó prestigio como guerrero. Permaneció un tiempo preso en Baena cuando intentaba tomar dicha ciudad, en donde murió sus hermano Rodrigo. Se enroló después con las tropas del bando de Isabel la Católica en la lucha dinástica contra Juana la Beltraneja. En esa guerra, en una escaramuza cercana al castillo de Garcimuñoz en Cuenca, defendido por el Marqués de Villena, fue herido de muerte en 1479, probablemente hacia la primavera. Fue enterrado en el monasterio de Uclés.

Su obra poética abarca no más de unas cuarenta composiciones, en general obras satíricas y amorosas convencionales dentro de los cánones de la poesía cancioneril de la época, todavía bajo influencia provenzal. Sin embargo en las famosas Coplas a la muerte de su padre Inauguró la poesía como un hecho individual, como expresión particular de sentimientos. En ellas Jorge Manrique hace el elogio fúnebre de su padre, Don Rodrigo Manrique, mostrándolo como un modelo de heroísmo, de virtudes y de serenidad ante la muerte.

Señor de Belmontejo de la Sierra (actual Villamanrique), comendador del castillo de Montizón, Trece de Santiago, duque de Montalvo por concesión aragonesa y capitán de hombres de armas de Castilla, fue más un guerrero que escritor, pese a lo cual fue también un insigne poeta, considerado por algunos como el primero del Prerrenacimiento. En su poesía, el idioma castellano sale de la Corte y de los monasterios para encontrarse con el autor individual que, frente a un hecho trascendental de su vida, resume en una obra todo el sentir de su corta existencia y salva para la posteridad no solo a su padre como guerrero, sino a sí mismo como poeta.

La Poesía de Jorge Manrique.-

Haber nacido de noble cuna, y en particular en la familia que le tocó en suerte, le permitió a Manrique mantener el equilibrio entre la espada y la pluma. Si bien en vida fue más conocido en el ámbito militar, no por ello su producción poética, que aunque breve, deja de ser admirable.

Es también importante tener en cuenta la educación en humanidades que, como todo militar de la época, recibió. Esta preparación influyó notablemente en su poesía.

Lo de poeta le venía de sangre. Basta con mencionar a su tío Gómez Manrique, soldado y gran poeta, y a Íñigo López de Mendoza, conocido como el Marqués de Santillana, también de su linaje.

Su poesía fue piedra angular para la entrada del nuevo estilo prerrenacentista en la literatura española.

La depuración de las metáforas complejas propias de la escritura caballeresca y trovadoresca anterior. Podría deberse a cierto gusto elitesco propio de la nobleza, así como el alejamiento de todo vocablo erudito o retórico.

En el casi medio centenar de obras que compuso, la mayoría tocan el tema del amor cortesano.

Obras de Jorge Manrique.-

Poemas amorosos.-

– “De Don Jorge Manrique quejándose del Dios del amor y cómo razonan el uno con el otro”.
– “Castillo de amor”.
– “A la fortuna”.
– “Porque estando él durmiendo le besó su amiga”.
– “Diciendo qué cosa es amor”.
– “De la profesión que hizo en la Orden del Amor”.
– “Escala de amor”, “Con el gran mal que me sobra”.
– “En una llaga mortal”.
– “Acordaos, por Dios, señora”.
– “Ved qué congoja la mía”.
– “Ni vivir quiere que viva”.
– “Los fuegos que en mí encendieron”.
– “Estando ausente de su amiga a un mensajero que allá enviaba”.
– “Memorial que hizo a su corazón, que parte al desconocimiento de su amiga donde él tiene todos sus sentidos”.
– “Otras suyas en que pone el nombre de una dama”.
– “Otra obra suya en que puso el nombre de su esposa, y asimismo nombrados los linajes de los cuatro costados de ella, que son: Castañeda, Ayala, Silva y Meneses”.

Canciones.-

– “Quien no estuviese en presencia”.
– “No sé por qué me fatigo”.
– “Quien tanto veros desea”.
– “Es una muerte escondida”.
– “Por vuestro gran merecer”.
– “Con dolorido cuidado”.
– “Cuanto más pienso serviros”.
– “Justa fue mi perdición”.
– “Cada vez que mi memoria”.
– “No tardes, Muerte, que muero”.

Esparzas.-

– “Hallo que ningún poder”.
– “Yo callé males sufriendo”.
– “Pensando, señora, en vos”.
– “Callé por mucho temor”.
– “Qué amador tan desdichado”.
– “Mi temor ha sido tal”.
– “Es mi pena desear”.

Glosa.-

– “A su mote que dice: ‘ni miento ni me arrepiento'”.
– “Siempre amar y amor seguir”.
– “Sin Dios y sin vos y mí”.

Mote.-

– “Don Jorge Manrique sacó por cimera una noria con sus arcaduces llenos”.

Preguntas.-

– “A Juan Álvarez Gato”.
– “Entre dos fuegos lanzado”.
– “Entre bien y mal doblado”.
– “A Guevara”.

Respuestas.-

– “A Guevara”.
– “A Gómez Manrique”.

Sátiras.-

– “A una prima suya que le estorbaba unos amores”.
– “Coplas a una beoda que tenía empeñado un brial en la taberna”.
– “Un convite que hizo a su madrastra, doña Elvira de Castañeda”.

Elegías y obras de doctrina.-

– “Coplas a la muerte de su padre”.
– “¡Oh, mundo! Pues que nos matas”.

Última obra.-

Sobre la última obra de Jorge Manrique no hay certidumbre de cuándo la escribió, puesto que los detalles de su muerte son, en sí, confusos.

No se sabe si los versos que aparecieron en sus ropas fueron escritos mientras agonizaba, o a los pocos días de ser herido en la batalla:

“¡Oh, mundo! Pues que nos matas
fuera la vida que distes
toda vida
mas según acá nos tratas
lo mejor y menos triste
es la partida”.

Fuentes: Wikipedia, Biografías y vidas,...

Para ampliar las imágenes, "pinchar" sobre ella y si se quiere ver el siguiente o el anterior, no es necesario volver de nuevo a esta página, con pulsar en los botones atrás ó delante, automáticamente se visualizarán. Para salir y volver a la página inicial, pulsar la tecla "ESC"

Jorge Manrique

Contacto

De interés...

Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha Diputación de Ciudad Real Turismo Castilla-La Mancha Servicio de Salud de Castilla-La Mancha Universidad de Castilla-La Mancha Gobierno de España

Qué ofrecemos?

Información, actualidad, eventos y curiosidades del Campo de Montiel.

© Copyright 2022 manchaDigital · El Campo de Montiel y sus pueblos · Todos los derechos reservados  |  Publicidad y patrocinadores