Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera

Ruidera y Ossa de Montiel

Lagunas de Ruidera

(Ciudad Real y Albacete)


En el límite de las provincias de Albacete y Ciudad Real, y en medio del extenso Campo de Montiel, nos encontramos, casi sin previo aviso con un oasis de agua y vegetación; el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, en cuyo punto más alto, la Cabeza de San Pedro se encuentran el Castillo de Rochafrida y la Cueva de Montesinos. El parque natural se encuentra repartido entre los municipios de Argamasilla de Alba, Ruidera, Alhambra (sin lagunas), Ossa de Montiel y Villahermosa.

Es uno de los lugares más bellos, silenciosos y extraños de España. Las Lagunas de Ruidera no son exactamente lagunas sino pequeños lagos, puesto que sus aguas son profundas, transparentes y corrientes. Según que el color del travertino manchego sea dorado o gris o azulado y verdoso, la laguna parece un topacio o una perla o un zafiro o una esmeralda. "Tan transparente es el agua, que desde las alturas se puede ver el vientre nacarado de las carpas”. Este es un extracto de la descripción sobre las Lagunas de Ruidera que dejó plasmada en su libro Por tierras de La Mancha (1959) el periodista y escritor Víctor de la Serna, que percibió el encantamiento de sus paisajes.

Viaja a las Lagunas de Ruidera

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Enjoy La Fiesta - Radio Sierra FM 96.4

Además de por su belleza y por su riqueza natural, el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera constituye un extraordinario fenómeno acuífero cuya visita está sobradamente justificada no solo cuando las cascadas que escalonan las quince lagunas, hilvanando una con otra, son noticia puntual en los telediarios por estar desbordantes de agua tras unas copiosas lluvias. No en vano, su seña de identidad es casi única en el mundo. En toda Europa solo puede contemplarse este fenómeno de lagos superpuestos y en cadena en este oasis manchego y en el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice, en Croacia, con la particularidad de que las aguas de las Lagunas de Ruidera son en realidad el drenaje natural de una buena parte del acuífero subterráneo del Campo de Montiel. Una de las cascadas más grandes y bellas es la que engarza la laguna Lengua con la Salvadora, hasta el punto de que en verano los bañistas se ponen a remojo bajo ella.

Hace millones de años, los montes que esculpen el Valle del Alto Guadiana, donde se encuentran las lagunas, estaban completamente unidos. Todo era llano en la parte de arriba de estos montes. De hecho, cuando se asciende hacia la famosa y quijotesca Cueva de Montesinos se aprecia claramente que se llega a esa llanura, pues el Campo de Montiel es una altiplanicie. En mitad de esa llanura el terreno se rajó por una falla sísmica. Y esa fractura se fue haciendo cada vez más ancha con el paso de los años. Y al mismo tiempo que fue ganando anchura, también fue ganando profundidad, hasta que llegó a pinchar el acuífero subterráneo. Esos pinchazos al acuífero hicieron que toda el agua del subsuelo brotara en manantiales y fuentes. Así es como surgieron los Ojos del Guadiana y así nació el río homónimo, dando lugar a numerosas historias y leyendas sobre el por qué se oculta y emerge de nuevo. 

Las aguas caídas sobre el Campo de Montiel se infiltran en el acuífero 24 que tiene su rebosadero natural en esta zona, dando lugar al nacimiento del Guadiana Alto o Río Pinilla. Estas aguas, extraordinariamente ricas en carbonatos, a lo largo de miles de años de precipitación, han formado impresionantes barreras (presas naturales) que reciben el nombre de travertinos. Son unas barreras de toba caliza que actúan como una presa natural y embalsan el agua. En otoño y primavera, que es cuando el agua alcanza sus niveles más altos, el agua rebosa y va saltando en forma de cascada o torrentera.

El Hundimiento de las Lagunas de Ruidera
Lagunas cuenca baja, media y alta

Este espacio natural protegido se localiza entre las provincias de Albacete y Ciudad Real y está constituido por 15 lagunas, con una superficie de
3772 hectáreas, a las que hay que sumar otras 1.800 hectáreas más que están catalogadas como refugio de fauna, y que a lo largo de 30 kilómetros constituyen el valle del Alto Guadiana y en su parte más alta el lugar de nacimiento del río Guadiana. 

Provincia de Albacete: Laguna Conceja, Laguna Tomilla, Laguna Tinaja, Laguna de San Pedro, Laguna Redondilla, Laguna Lengua, Laguna Salvadora, Laguna Santos Morcillo, Laguna Batana y Laguna Colgada (mitad)
Provincia de Ciudad Real: Laguna Blanca, Laguna Colgada (mitad), Laguna del Rey, Laguna Cueva Morenilla, Laguna Coladilla y Laguna Cenagosa.

Como curiosidad cabe señalar que hay un pequeño tómbolo en el centro de la Laguna Colgada, que marca el límite entre las provincias de Ciudad Real y Albacete.

Las lagunas se diferencian en tres tipos: altas, medias y bajas. La laguna Blanca, en el término de Villahermosa, es la más alta de todas. El agua va descendiendo de una a otra hasta llegar a las más bajas y desembocar en el embalse de Peñarroya.

Lagunas altas: Blanca, Conceja y Tomilla.
Lagunas medias: Tinaja, San Pedro, Redondilla, Lengua, Salvadora, Santos Morcillo, Batana y Colgada.
Lagunas bajas: Rey, Cueva Morenilla, Coladilla y Cenagosa.

Mapa de las Lagunas de Ruidera

Un poco de historia

Desde la prehistoria la existencia de agua ha favorecido los núcleos de población. Hay que recordar que el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera no solo abarca municipios que lindan con su agua, como son Ossa de Montiel, Villahermosa y Ruidera; también incluye otros dos municipios como son Alhambra y Argamasilla de Alba. De esta forma se han localizado asentamientos en estas poblaciones desde hace siglos. Existen vestigios del Paleolítico Medio o de la Edad de los Metales. De época romana también datan vestigios, citados incluso por Plinio el Viejo. A la Edad Media llegamos para toparnos con manifestaciones islámicas en forma de fortalezas, como las de Rochafrida, en Ossa de Montiel, o Alhambra.

Sin duda esta zona ha tenido numerosos vaivenes a lo largo de los siglos, pero es en el XVIII cuando comienza a lograr notoriedad. La fuerza del agua venía aprovechándose desde hacía tiempo, de hecho proliferaban los molinos bataneros y harineros en las lagunas. Fue el rey Carlos III el que se rindió a este lugar maravilloso, declarándolo Real Sitio en 1753. Trajo también la fábrica de pólvora, por ello encargó la construcción de diversas obras de ingeniería civil al arquitecto Juan de Villanueva, por ejemplo, los canales.

Durante las dos primeras décadas del siglo XX se construyen seis centrales hidroeléctricas para aprovechar la fuerza del agua en las Lagunas de Ruidera. A continuación, se citan por ubicación desde la parte más alta de las lagunas a la más baja. Entre la laguna Blanca y la Conceja está El Ossero. Entre las lagunas Tomilla y Tinaja está Ruipérez. Por poner dos ejemplos con la información que hemos citado antes, estas dos centrales primero fueron molinos. Entre las lagunas Batana y Colgada está la central de Santa Elena. En la laguna del Rey está la de San Alberto. Miravetes está en la laguna Cenagosa y San Luis ya se localiza abajo del todo en el pantano de Peñarroya. La mayoría de estas centrales dejaron de funcionar en la década de los 70.

Plano con leyenda y datos

Durante el franquismo se realizó una urbanización descontrolada de la zona. Sobre todo en la década de los 50 se vendieron muchas parcelas en las lagunas. Por suerte, en 1979 se declaró parque natural a las Lagunas de Ruidera, impidiendo de este modo la edificación en estos terrenos para siempre. En 1984 el parque adquiere las fincas de Hazadillas y Era Vieja, las cuales se adhieren al mismo como refugio de fauna. En esta época de los 70 y 80 del siglo pasado se promovió la agricultura de regadío para mejorar la economía de la zona, pero lo que hizo fue sobreexplotar el Acuífero 24, bajando considerablemente los niveles de agua de las lagunas. En 1993 se diseñó un programa de compensación para que se redujese el riego y poder recuperar los niveles del acuífero.

Son lagunas de origen kárstico dispuestas de modo escalonado con un desnivel de 120 m., entre la primera y la última y una longitud de 30 km. Es uno de los más grandes e importantes espacios lacustres europeos asociados a formaciones de toba.

Lo excepcional de este paraje es, entre otras cosas la calidad de sus paisajes lacustres que contrastan bruscamente con los del ámbito geográfico del interior de la Península en los que aquellos se insertan, así como la riqueza de su marco vegetal avifauna.

Ruidera se declaró como parque natural en el año 1979, de esta forma se consiguió la conservación de su rico patrimonio.


Aquí os dejamos las aplicaciones para dispositivos móviles Android o Apple, por si queréis instalarlas.

App Lagunas de Ruidera

En este viaje al oasis azul y verde de La Mancha más húmeda es imposible no dejarse envolver por las evocaciones quijotescas, pues el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera se halla en el corazón de las andanzas de Don Quijote de La Mancha. Miguel de Cervantes quiso que aquí transcurrieran los capítulos XXII, XXIII y XXIV de la segunda parte de su genial novela. En la misma, Cervantes fantasea con que las lagunas son en realidad las hijas y sobrinas de una tal doña Ruidera, víctimas todas ellas de un malvado encantamiento del mago Merlín. 

Las Lagunas de Ruidera

Fragmento del documental: "La Mancha, por los siglos de los siglos" de TVE

Para ampliar la imagen, "pinchar" sobre ella y si se quiere ver el siguiente o el anterior, no es necesario volver de nuevo a esta página, con pulsar en los botones atrás ó delante, automáticamente se visualizarán. Para salir y volver a la página inicial, pulsar la tecla "ESC"

Video galardonado con Barandilla de Plata - CIMASUB 2017 · 41 Edición

La "Playa" de interior más espectacular de España.-

LAS LAGUNAS

A lo largo de 35 kilómetros, el río Guadiana se represa dando lugar a los 15 remansos fluviales que son las lagunas. Se crean de forma natural en las zonas altas y descienden lentamente hacia Ruidera y Peñarroya. Están separadas por barreras de piedra o travertínicas, que actúan como si fueran una presa embalsando el agua. En las épocas más lluviosas rebosan y el agua salta de una laguna a otra formando cascadas. Cada laguna tiene su nombre. La primera es Blanca y la última Cenagosa. Entre ellas, Conceja, Tomilla, Tinaja, San Pedro, una de las mas grandes, Redondilla, Lengua, Salvadora, Santos Morcillo, Batana, Colgada, Laguna del Rey, Cueva Morenilla y Coladilla. Las primeras nacen en Albacete y las últimas desembocan en el Pantano de Peñarroya, ya en Ciudad Real.

EN CUALQUIER ESTACIÓN DEL AÑO

Primavera, verano, otoño o invierno, cualquier estación del año es recomendable para conocerlas y disfrutarlas, pero en primavera y verano además de por su paisaje y numerosas rutas de senderismo, también son ideales para las actividades que se organizan para todos los públicos: kayak, canoa, piraguas, paddle surf, snorkel, bicicletas, tirolina... La Laguna del Rey, la de San Pedro y las llamadas lagunas medias son las mejores para el baño y las actividades acuáticas y es donde más hoteles, campings y restaurantes se concentran. Y entre la Tinaja y la Tomilla, se encuentra la llamada Plaza de toros, una de las formaciones kársticas más bellas de la zona, donde refrescarse es un placer.

LA CASCADA "EL HUNDIMIENTO"

Su nombre procede de un hundimiento de tierras tras una imponente crecida de agua que se produjo el 20 de enero de 1545 y que las Relaciones Topográficas de la época calificaron como un fenómeno "espantable, que rompió y arrancó molinos, provocando grandes tempestades de piedra...". 500 años después, la cascada no es como la que se formó en el siglo XVI. Ahora es un salto de agua de unos 15 metros, eso sí, el mayor de todas las lagunas. Frente a ella hay un mirador, al que se accede por escalera, con espectaculares vistas sobre la laguna Colgada y la laguna del Rey. En esta cascada comienzan y terminan algunas de las rutas que se pueden seguir para conocer a fondo este Parque Natural.

LA QUEBRADA DEL TORO

Es una de las excursiones mejor valoradas del Parque Natural Lagunas de Ruidera. La Quebrada del Toro es una enorme grieta en la montaña, al borde de los acantilados de la Laguna de San Pedro, que se produjo como consecuencia de un seísmo. Mide entre 25 y 30 metros de profundidad y, al parecer se llama así, porque en ella cayó un toro y no lo pudieron sacar. Recientemente ha sido adaptada para el turismo a través pasarelas de madera que ayudan a salvar desniveles a lo largo de sus 400 metros de longitud. El trayecto dura aproximadamente una hora a pie y, tras pasar por pequeñas cuevas, termina en el mirador de la Laguna San Pedro, de increíbles vistas. Para recorrerla es obligatorio contratar un guía.

LA CUEVA DE MONTESINOS

Otra visita imprescindible. Esta cueva es el escenario de una de las aventuras de El Quijote, "el lugar donde su ilusión se hizo realidad". Los visitantes descubren en el interior todo un universo de estalactitas y estalagmitas y hasta un río subterráneo. El acceso está adaptado para el turismo por lo que pueden ser visitadas por todos los públicos. Leer más...

EXCURSIONES NOCTURNAS

El Parque Natural Lagunas de Ruidera es uno de los destinos Starlight de la Unesco, considerado así por contar con cielos despejados, nula contaminación lumínica y gran claridad del aire, cualidades imprescindibles para contemplar de modo natural el cielo estrellado. En la zona de la laguna Tinaja se encuentra uno de los mejores miradores Starlight para ver las estrellas y es un buen plan para después de la cena. Practicar el astroturismo se está poniendo muy de moda y es el mejor complemento para unas vacaciones muy ecológicas.

Contacto

De interés...

Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha Diputación de Ciudad Real Turismo Castilla-La Mancha Servicio de Salud de Castilla-La Mancha Universidad de Castilla-La Mancha Gobierno de España

Qué ofrecemos?

Información, actualidad, eventos y curiosidades del Campo de Montiel.

© Copyright 2022 manchaDigital · El Campo de Montiel y sus pueblos · Todos los derechos reservados  |  Publicidad y patrocinadores