Puebla del Príncipe

Puebla del Príncipe
Ubicación y extensión del Campo de Montiel
Extensión: 33,97 km²
Habitantes: 687 (INE 2021)
Ubicación: 38°34′08″N 2°55′32″O
Ayuntamiento del Campo de Montiel
Tlf. Ayuntamiento: 926 359 009
Web del Ayuntamiento
C.Postal: 13342
Gentilicio y patronos
Gentilicio: Poblato, -a
Patrona: Virgen de Mairena

Historia

Puebla del Príncipe es un pueblo situado en el extremo Suroriental de la Provincia de Ciudad Real, próximo a las villas de Terrinches, Almedina, Torre de Juan Abad y Villamanrique, con las que se comunica a través de carreteras comarcales. Su término tiene una extensión de 34 Km².

Emplazado en un cerro, presenta un trazado irregular y en pendiente en su viario, sobre todo en las calles del entorno de la iglesia parroquial y la torre medieval. Esta situación la encontramos en la mitad meridional del pueblo. A diferencia de ésta, la mitad norte, de más reciente expansión urbana, presenta un trazado más racional, con calles más amplias y rectas, con manzanas que adoptan la cuadrícula. Ambas quedan separadas por la carretera de Almedina a Villamanrique, que cruza la localidad de Este a Oeste, con el significativo nombre de Avenida de los Emigrantes.

En cuanto al caserío, predomina la vivienda de una y dos alturas. Lógicamente, en la parte meridional se localizan algunas que conservan la tipología tradicional. Al respecto, llama la atención el gran número de cercados y corrales tradicionales, con muros de tapial sobre zócalo de mampostería, unos bien encalados y otros aparentemente en desuso, sobre todo en el sector sureste.

El entorno viene marcado por un relieve montuoso, aunque sin grandes elevaciones a destacar, con continuas ondulaciones del terreno, puestas de manifiesto, por ejemplo, en el trazado de la carretera hacia Villamanrique. Esta circunstancia viene determinada por la presencia al Sur de las estribaciones de Sierra Morena. No obstante, al Este se extiende una depresión de campos abiertos, hacia el término de Terrinches, totalmente dominada desde el emplazamiento de la torre medieval. El olivo y las extensiones del cereal dominan el paisaje.

Zona de paso entre La Mancha y Andalucía, cuentan los historiadores locales que en las afueras de la villa se encontraron restos de civilizaciones prehistóricas, así como varios enterramientos excavados en la roca. Durante el período de dominación romana pasaba por su término la Vía Hercúlea o Augusta, y, posteriormente, en la Edad Media, el Camino Real de Valencia a Sevilla.

Desde el año 1243 perteneció a los dominios de Montiel, incorporándose a su Encomienda, la más poderosa de la región, creada en el año 1253. Esta vinculación determinó su primitiva denominación de “Puebla de Montiel”.
Su época de mayor esplendor coincidió con la segunda mitad del siglo XVI, teniendo como fecha señalada el 23 de Mayo de 1553, momento en el que consiguió su independencia como villa en manos del entonces príncipe Felipe II, cambiando su antigua denominación de “Puebla de Montiel” por la de “Puebla del Príncipe” en honor de aquel Austria:

«Llamase la Puebla del Principe, por razón de que la hizo villa el Rey don Felipe nuestro señor, siendo Principe Gobernador destos reinos por ausencia del Emperador nuestro señor, su padre que esta en el cielo llamandose antes que fuese villa la Puebla de Montiel, porque era aldea de la villa de Montiel ... Es villa desde veinte y siete dias del mes de mayo de mil y quinientos y cincuenta y tres años como consta del privilegio original concedido por el rey don Felipe, nuestro señor, siendo Principe.»

A partir de la segunda mitad del quinientos la villa comenzó a sentir la pérdida de vecinos que, llevados por la penuria que comenzaba a sentirse por la zona, decidieron emigrar hacia Andalucía, convirtiéndose en colonos de las Alpujarras, dentro de la política repobladora y pacificadora emprendida por Felipe II, encaminada a resolver definitivamente las revueltas de los moriscos de Granada.

En la segunda mitad del siglo XVII comenzó a evidenciarse cierta mejoría demográfica y económica, prolongada y consolidada en la siguiente centuria. 

El Territorio.-

“La villa tiene tierra fría, alta, de monte, quebrada y rasa. Abundante en leña (encina, romero, jara y roble) y es tierra de perdices y conejos. A dos leguas de Sierra Morena, dos leguas del río de Guadalmena. Hay una fuente de la que corre muy poca agua, pero maravillosa y suficiente para la población. Tierra de labranza: trigo, cebada, centeno y no hay ganados porque, aunque la tierra es buena, los vecinos son muy pobres. Las casas son ruines de piedra y tierra, cubiertas de teja y retamal. Cuenta con ochenta casas pobladas de vecinos. Labradores. Se trata de una villa pasajera que está en el Camino Real que va de Valencia a Sevilla y de la Mancha a Granada”.

De las 2543 hectáreas de terreno, 1902 son tierras cultivadas, entre las que desatacan los 1165 hectáreas de olivar y 728 de herbáceos. La presencia del olivar en esta zona de la provincia es elemento esencial de su paisaje y de su economía. 6 almazaras se integran en la denominación de aceite Campo de Montiel con una excelente producción de AOVE. El aceite con denominación de origen Campo de Montiel incorpora las variedades cornicabra, picual, manzanilla, arbequina y local. El contenido mínimo conjunto de las dos variedades principales (cornicabra y picual) en el Aceite de Montiel es de 75%, siendo el porcentaje de cada una de las variedades al menos de 30%.

Cerca del Torreón en una zona de huertos hay un lavadero recientemente restaurado, que en su día servía de fuente y de aljibe para regar los huertos, así como de lavadero de ropas. En el camino que nos lleva a la Ermita hay otros dos pilones juntos. Próximo a la Iglesia y al Torreón, podemos ver un amplio parque y un mirador desde el que podemos disfrutar de la serena amplitud del Campo de Montiel. En la parte alta del pueblo, junto a la piscina y la plaza de toros, también tenemos otro pequeño parque-mirador que nos vuelve a mostrar la belleza del Campo de Montiel.

La Morada de Juan de Vargas, Villanueva de los Infantes
La Morada de Juan de Vargas, Villanueva de los Infantes

Patrimonio de Puebla del Príncipe.-

Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de La Asunción

La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, ubicada en el centro del trazado urbano de Puebla del Príncipe y muy próxima al Torreón, tuvo una primera fase de construcción con vínculos mudéjares. Posteriormente fue reformada hacia 1526 en base a un estilo tardogótico, especialmente el presbiterio.

En 1553 se fundó la antigua Capilla de la Asunción. A mediados del siglo XVII se llevó a cabo otra reforma centrada en levantar el cuerpo con sillares, recomponiéndose la portada, torre, tribuna, capillas y sacristía. En el siglo XX se sustituyó la antigua techumbre de madera por la actual bóveda de cañón. El edificio está edificado con sillares unidos con argamasa.

La planta es rectangular y de una sola nave con bóveda de cañón, moderna. Al lado sur se sitúa la portada principal, que se compone de un arco de medio punto, con impostas que descansan sobre plintos rectangulares. Unos capiteles dóricos sostienen un entablamento con friso decorado a base de palmetas y flores. El campanario, construido con mampostería y con refuerzos en las esquinas de sillares, es en gran parte reconstrucción moderna. A los pies se sitúa el coro, sostenido sobre dos pilastras dóricas, con sus caras adornadas con rombos en bajorrelieve.

Lo más antiguo que se conserva es la cubierta del ábside, de crucería estrellada. A la derecha del ábside esta la capilla adosada de la Virgen de Mairena, ahora del Santísimo, con un arco renacentista muy interesaste: es de medio punto entre columnas estriadas con capiteles corintios. A la izquierda existe una pequeña capilla clásica, muy restaurada, con la tumba del Comendador Gonzalo de la Tobilla del año 1540. En su exterior se aprecia una sólida construcción de sillares y mampostería con contrafuerte y torre adosada a los pies. Estilísticamente pudiera datarse en el siglo XV o principios del XVI. Su torre tiene la particularidad de tener almenas.

Quesos Vega del Jabalón, Alcubillas

Quesos Vega del Jabalón

C/Camino de Infantes, 4B
Tlf. 654 607 023

email: vegajabalon@hotmail.com

¡ Mucho que ver pero más por descubrir!

Torreón Fortaleza.-

Construido en la misma época medieval que el Castillo de Montizón, el Torreón de la Higuera, el Castillo de Terrinches o las Torres de Xoray.
Localizada en la parte oriental del casco urbano, esta torre defensiva medieval se alza sobre el caserío. Su planta es casi cuadrada, con ángulos redondeados, y ocupa una superficie aproximada de 100 m2.

Sus muros, de dos metros de grosor, son de mampostería. Se accede al interior de la planta baja por el lado norte (no es la puerta original). De aquí, por una escalera de piedra empotrada en el muro, se accede a una segunda planta, bien iluminada, ya que cuenta con vanos en tres de sus lados. Un segundo tramo de escalera conduce a la terraza defensiva, que conserva un parapeto sin almenas y restos de un sistema de canalización de agua de lluvia hacia un aljibe localizado bajo la torre. ( Leer más... )

Aluminios Manuel Algibe Bravo, Villanueva de los Infantes

Aluminios Algibe

Carretera de Valdepeñas, s/n
Polígono Industrial "El Cartabón"
Vva. de los Infantes (C.Real)
Tlf. 926 361 566

Ermita de la Virgen de Mairena.-

Esta Ermita que se vio anclada en el olvido a mitad del siglo pasado hasta que en 1971 se comenzó su reconstrucción. La mayor parte de los feligreses y paisanos ausentes fueron los que contribuyeron a su reconstrucción. Con gran tesón, rifas, venta de lotería, donaciones, jornales, prestación de materiales diversos, festejos taurinos (con la construcción de la plaza de toros incluida) y mucho esfuerzo la ermita se vio reconstruida, así como la carretera de acceso a la misma. Hay 2,5 km entre Puebla del Príncipe y Mairena. En aquel lugar no sólo se puede disfrutar de la edificación y devoción a la virgen, sino también del fértil y reducido valle en la que está enclavada. A sus pies se encuentra una fuerte de agua cristalina que emana y da fecundidad a los terrenos que la rodean.

La Virgen de Mairena permanece todo el año en Puebla del Príncipe, hasta el mes de mayo, cuando es llevada a Villamanrique. Los poblatos (vecinos de La Puebla) llevan a la imagen al lugar llamado "Las Quebrás", en el límite de las dos poblaciones, y allí es recibida por la imagen del Niño Jesús en andas. Villamanrique recibe con júbilo a La Virgen, entre cantos denominados "mayos" y repicar de las campanas de San Andrés. La imagen de La Virgen de Mairena se traslada a la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol. Antes de su entrada se produce una parada en un altar preparado, donde se le recitan poemas y se le cantan canciones. Una vez en la Iglesia se oficia una eucaristía. Permanecerá en Villamanrique hasta el primer domingo de junio. Es el primer domingo de junio el día de la romería. Los romeros acompañan a La Virgen en procesión hasta el altar preparado en la pileta, donde se le canta el canto de despedida. Se cede de nuevo la imagen a Puebla del Príncipe, poniéndola de cara a Villamanrique para rezarle una Salve pidiendo por los poblatos y los villorreños. El resto del día se come y se bebe en hermandad. En tiempos hubo una gran rivalidad entre los pueblos, que se resolvió con la imposición de negar a cada uno de los romeros portar a la imagen en el pueblo contrario que pertenece.

La Ermita Virgen de Mairena se sitúa a unos tres kms. al sur de la localidad. Al lugar se accede por un carreterín actualmente renovado. Se trata de un edificio de planta rectangular, con unas dimensiones de unos 30 x 9 m. y que presenta una orientación oeste-este. La cabecera mira al este. El edificio es de escasa elevación (unos 5 ó 6 m.) y se construyó con mampostería irregular. Grandes sillares de arenisca refuerzan las esquinas y las jambas de los arcos de las puertas de acceso. La techumbre es plana, con tejado a dos aguas. El interior presenta una sola nave con techumbre de vigas de madera y ménsulas. Al este, la cabecera rectangular presenta un arco de medio punto. Una serie de ventanas iluminan el espacio interior. Las puertas de entrada principales, enmarcadas en un arco de medio punto, se sitúan al este y al sur. En la puerta sur se sitúa un pórtico actual que rompe la estética del edificio. La ermita actual es de construcción reciente y se edificó sobre los cimientos que ya en el siglo XIX estaba ya arruinada. Aquella antigua ermita albergaba una imagen de María del siglo XIII, que en el siglo XVII sufrió la mutilación de una mano para adaptarle un vestido (Hervás y Buendía, 1890: 487). Esta imagen actualmente se venera en la Iglesia Parroquial de la localidad.

Se sitúa en un pequeño valle muy fértil, gracias al agua que por esta zona abunda, como prueba una fuente tiene el lugar para calmar la sed de todo aquel que llega. Este fue habitado desde hace siglos, como así lo atestiguan numerosos restos cerámicos que hay dispersos en superficie por los contornos de la ermita. También encontramos una arboleda frente a dicha ermita. La antiquísima Ermita de la Virgen de Mairena, de fines del siglo XII, tiene bastantes reconstrucciones. Se considera que es la Mairena, mansión romana del camino militar de Cádiz a Roma: el Camino de Aníbal.

Lavadero o Pilón.-

Muy cerca del Torreón y pegado ya a zona de huertos encontramos un lavadero, señalizado también dentro de la Ruta del Quijote, restaurado, que en su día servía de fuente y de aljibe para regar los huertos, así como de lavadero de ropas.

Imprenta Casa Campos - Artes Gráficas y Publicidad

Casa Campos

Flayers, Tarjetas, Cartelería, Calendarios,...
C/Buen Suceso, 14

Valdepeñas (C. Real)
Tlf. 926 322 736

www.imprentacampos.com

Para ampliar las imágenes, "pinchar" sobre ellas y si se quiere ver la siguiente o la anterior, no es necesario volver de nuevo a esta página, con pulsar en los botones atrás ó delante, automáticamente se visualizarán. Para salir y volver a la página inicial, pulsar la tecla "ESC"

Fiestas y Tradiciones

Primer domingo de Junio. La imagen de Nuestra Señora de Mairena es portada en andas por los devotos de Puebla del Príncipe desde su Iglesia hasta el limite de los términos municipales de ambos pueblos, donde se produce el intercambio en el lugar conocido como las "Quebrás". En este momento se entonan cantos a la virgen tras los cuales los villorreños toman la imagen y se encaminan hacia Villamanrique.

15 de Mayo

23 de Mayo.  " Entre finales del siglo XV y primeras décadas del siglo XVI, la Puebla experimentó un importante aumento de población: en 1528 contaba ya con 84 vecinos pecheros, es decir, cabezas de familia que pagaban impuestos a la Corona, aproximadamente, unos 336 habitantes y es por ello por lo que surge la necesidad de ampliar la iglesia.
Por Puebla del Príncipe pasaba un importante camino Real: el de Granada-Cuenca, que comunicaba estas dos ciudades, unificando antiguos viales. A escala local, el camino venía de la Venta del Villar de Cecilia, procedente de Montizón. Una vez en la Puebla, se dirigía a Montiel para ir a Ossa y Villahermosa en dirección a Cuenca. El camino a su paso por la Puebla es citado por Hernando Colón (hijo de Cristóbal Colón), en su obra Descripción y Cosmografía de España.
Este auge demográfico y la necesidad de ingresos de la Monarquía Hispánica empujarían a la aldea a pedir el privilegio de villazgo a la Corona y separarse de Montiel, a cambio de una suma de dinero. Dicho privilegio fue concedido el 23 de mayo de 1553, siendo Felipe, gobernador del Reino en nombre de Carlos I. En agradecimiento, la villa se llamó Puebla del Príncipe. A partir de ese momento contaría con término propio."

8 de Septiembre

Programación Feria y Fiestas de La Puebla

Virgen de Mairena

Programación Feria y Fiestas de Puebla del Príncipe

Contacto

De interés...

Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha Diputación de Ciudad Real Turismo Castilla-La Mancha Servicio de Salud de Castilla-La Mancha Universidad de Castilla-La Mancha Gobierno de España

Qué ofrecemos?

Información, actualidad, eventos y curiosidades del Campo de Montiel.

© Copyright 2022 manchaDigital · El Campo de Montiel y sus pueblos · Todos los derechos reservados  |  Publicidad y patrocinadores